Configuración de un RAID 0 por hardware

por | 7 diciembre, 2015

Configuración de un RAID 0 por hardware

Para acceder a la configuración de Array de Disco, para posteriormente configurar el RAID 0, tenemos que realizar los siguientes pasos:

  1. Al arrancar el servidor blade, mientras carga la pantalla de HP Proliant, debemos pulsar cualquier tecla.
  2. Ahora nos aparecerá una pantalla negra, en esta pantalla debemos estar atentos porque nos aparecerá la opción de pulsar F8 para acceder al Array de Discos, hay que estar atentos y pulsar rápido porque sino no podríamos acceder y tendríamos que volver a reiniciar el sistema para volver a intentarlo y esto es un proceso muy lento en un servidor.
  3. Una vez dentro del array tenemos que seleccionar “Create Logical Drive” (yo en el vídeo primero borro la configuración de RAID 0 que ya tengo porque decidi hacer el vídeo después, pero ese paso no hace falta que lo hagáis).
  4. Ahora tenemos que seleccionar todos los discos físicos que tenemos con la barra espaciadora y las flechas arriba / abajo. Para movernos por los diferentes menús utilizamos la tecla de tabulación.
  5. Una vez seleccionados los discos y la configuración de RAID 0 pulsamos la tecla ENTER para crear el nuevo volumen lógico  y posteriormente la tecla F8 para guardar los cambios y ENTER para continuar.
  6. Finalmente nos vamos a “View Logical Drive” para ver el RAID 0 que acabamos de crear, sino deseamos hacer ninguna otra configuración, pulsamos ESC para regresar al menú de inicio y otra vez ESC para salir de la configuración de array de discos. El sistema proseguirá con su arranque.

A continuación os dejo un vídeo dónde se explican también los pasos que he seguido.

¿Que es un RAID?

En informática, el acrónimo RAID (del inglés Redundant Array of Inexpensive Disks o, más común a día de hoy, Redundant Array of Independent Disks), traducido como «conjunto redundante de discos Independientes», hace referencia a un sistema de almacenamiento de datos en tiempo real que utiliza múltiples unidades de almacenamiento de datos (discos duros o SSD) entre los que se distribuyen o replican los datos. Dependiendo de su configuración (a la que suele llamarse «nivel»), los beneficios de un RAID respecto a un único disco son uno o varios de los siguientes: mayor integridad, mayor tolerancia a fallos, mayor throughput (rendimiento) y mayor capacidad. En sus implementaciones originales, su ventaja clave era la habilidad de combinar varios dispositivos de bajo coste y tecnología más antigua en un conjunto que ofrecía mayor capacidad, fiabilidad, velocidad o una combinación de éstas que un solo dispositivo de última generación y coste más alto.

En el nivel más simple, un RAID combina varios discos duros en una sola unidad lógica. Así, en lugar de ver varios discos duros diferentes, el sistema operativo ve uno solo. Los RAIDs suelen usarse en servidores y normalmente (aunque no es necesario) se implementan con unidades de disco de la misma capacidad. Debido al descenso en el precio de los discos duros y la mayor disponibilidad de las opciones RAID incluidas en los chipsets de las placas base, los RAIDs se encuentran también como opción en las computadoras personales más avanzadas. Esto es especialmente frecuente en las computadoras dedicadas a tareas intensivas y que requiera asegurar la integridad de los datos en caso de fallo del sistema. Esta característica no está disponible en los sistemas RAID por hardware, que suelen presentar por tanto el problema de reconstruir el conjunto de discos cuando el sistema es reiniciado tras un fallo para asegurar la integridad de los datos. Por el contrario, los sistemas basados en software son mucho más flexibles (permitiendo, por ejemplo, construir RAID de particiones en lugar de discos completos y agrupar en un mismo RAID discos conectados en varias controladoras) y los basados en hardware añaden un punto de fallo más al sistema (la controladora RAID).

Todas las implementaciones pueden soportar el uso de uno o más discos de reserva (hot spare), unidades preinstaladas que pueden usarse inmediatamente (y casi siempre automáticamente) tras el fallo de un disco del RAID. Esto reduce el tiempo del período de reparación al acortar el tiempo de reconstrucción del RAID.

About: Miguel Carretas Perulero

Miguel Carretas Perulero ha escrito 64 artículos en este blog.

Deja un comentario